Contagio

Hoy a mediodía, leía por un amigo una columna del Universal titulada “Te prefiero lejos que muerta” que sin ser su intención, me llevó a una frase de Jorge Volpi de “En busca de Klingsor” que reza “Dreh´dich um. Du siehst´s nie weider” que traducida al español que malhablamos ahora diría “Date la vuelta, no volverás a verla” Einstein le refería a su esposa profetizando esa como la última vez que podrían mirar su casa en una Alemania al borde del colapso de la guerra, Hitler subía al poder del Partido y bueno… lo demás lo sabemos casi todo.

Hoy las mujeres de nuestro país que sufren la violencia que nos aqueja comienzan a tomar decisiones de esas de último recurso, huir, hartas, con miedo, apoyadas por sus familias pensando que este éxodo forzado las mantendrá seguras -al menos por un tiempo- del caos en el que se ha convertido nuestra patria.

Podríamos hablar seguramente por horas del pobre actuar del gobierno, de la destabilización social, de como esta ola maligna cada vez cubre más cabezas en el horizonte de un mar que acabará por ahogarnos a todos, si no pasa algo; Si no hacemos que pase algo. A diario, los que gozamos de las “libertades” de nuestro sistema, nos levantamos, desayunamos, llevamos a los niños a la escuela y nos vamos al trabajo, a perdernos unas horas en la oficina para después, creer que merecemos relajarnos con un traguito en algún bar, bueno… porque es viernes.. ¿no? matamos el tiempo jugando Candy Crush, o en las redes sociales, salimos al cine, al café, haciendo que no pasa nada y puede que esté bien, no podemos sumirnos en el dolor de todos los demás ¿o sí?;porque son muchos, no solo está el acoso de las mujeres y la violencia infligida a ellas por nuestra cultura, también están los muertos, las muertas, homicidios en formato razonado a través de las banderas, de las religiones, de las creencias, las preferencias, los usos y costumbres, de esta ceguera de la que somos parte, esta ceguera que juega con las auroras y la bondad de un mundo del que parece que cada vez sabemos menos. Nos hemos convertido en intrusos violentos de nuestros hogares.

Apenas hace unos días en Orlando media centena de personas fueron asesinados por que alguien creyó que merecían ser castigados, acá en México otros más y así en el mundo; tengo una idea rondándome la cabeza desde hace un tiempo que me dice que la muerte se ha cansado de juzgar y ha dejado en nuestras manos su trabajo, cual si nos encomendara una lista al azar de vidas que deben ser cortadas de tajo para mantener el balance, pero como todo lo que llega a nuestras manos, esta tarea se ha convertido en un desastre, porque en estos tiempos no somos otra cosa que depredadores, bestias, el hombre se ha convertido en una bestia.

La cosa es que nos ha dejado de importar todo, para poder ensimismarnos a gusto, a placer, extendiendo los brazos sobre nuestra indiferencia para sentirnos lo más cómodos que se puede en nuestras burbujas que tarde o temprano habrán de reventarse. Nos hemos convertido en caricaturas y al mundo nos lo llevamos entre las patas. Nos hemos convertido en caricaturas de la humanidad.

La iglesia católica haciendo llamados al odio, a la intolerancia, el terror juega en las calles a la pelota con los niños, que ahora quieren ser sicarios. Hemos normalizado la violencia y aun pensamos en descubrir el hilo negro de la paz, mientras orquestamos guerras hacia los maestros de las escuelas donde nuestros niños pueden aprender la diferencia; todas las diferencias. pixlr

Quisiera -muchas veces por el bien de mi familia y mi sanidad mental- poder voltear la cara a todo lo que está mal y sucede en mi mundo que es también el de ustedes, pero no puedo, tampoco quiero, porque a pesar de todas las consecuencias necesito conservar la poca humanidad que me quede. Los invito a hacer lo mismo.

De alguna manera creo que la buena voluntad aún puede contagiarse.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s